jailbreak

La oficina de Derechos de Autor de Estados Unidos ha legalizado la ruptura de la protección de los móviles y otros aparatos con el fin de permitir la ejecución de aplicaciones de software.

La oficina de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, revisa sus normas de copyright cada tres años. Apple siempre se ha excusado en las leyes de Estados Unidos para afirmar que el Jailbreak era una práctica ilegal y que rompía de forma inmediata el contrato que aceptas a la hora de usar un dispositivo iOS.

Por lo tanto Apple era libre de no ofrecer garantía a todas las personas que realizaban esta práctica. De hecho, Apple había realizado una petición específica en contra de la decisión adoptada.

Con la nueva decisión, parece que Apple puede verse obligada a aceptar todo dispositivo con Jailbreak, puesto que la EFF ha ganado tres recursos a la ley DMCA (Digital Millennium Copyright Act), el pilar en el que Apple se basaba para declarar ilegal la práctica.

Antes de sacar ninguna conclusión, hay que reconocer que se trata de un tema algo delicado puesto que el Jailbreak puede suponer una nueva vía para aplicaciones rechazadas de la App Store e incluso un punto de encuentro para desarrolladores con menos medios, pero también es un fuerte recurso de piratería de aplicaciones.

A la espera de nuevas noticias, no es de extrañar que Apple intente recurrir o modificar la ley para poder seguir declarando esta práctica como ilegal. Volciéndo a otras consecuencias de esa modificación, todo hace indicar que la relajación de las medidas de copyright también llegará al sistema de protección de los DVD, el llamado DRM, que se podrá violar en el caso de usos educativos y en la documentación de películas, aunque no para hacer copias de seguridad ni en el caso de los videojuegos y Blu-ray.